Una parte que siempre ha sido el problema de limpiar son las llantas del coche.

Por obvias razones estas se van ensuciando y no es nada agradable tenerlas así. Una opción para limpiar tus llantas es usar los limpiadores comerciales del mercado, pero suelen ser de costos muy elevados.

Aquí tenemos un truco para conseguir tener tus llantas súper limpias sin gastar tanto.

¿Qué necesitas?

Un limpiador de hornos o limpia hornos, si, y es mucho más económico que cualquier limpiador de llantas. Solo como observación, antes de empezar es recomendable usar unos guantes, ya que si es un producto muy abrasivo.

Tienes que hacer lo siguiente:

1. Rociar la llanta completa con esta espuma

2. Esperas dos minutos

3. La limpias con un trapo, de preferencia frotando.

Ten cuidado de que el producto no dure mucho tiempo en tus llantas y limpia bien toda la llanta con agua cuando termines. ¡Inténtalo! de verdad es muy efectivo.