Tener la presión correcta en tus neumáticos evirará el riesgo de que pierdas el control de tu coche. A demás por obvias razones protege tus neumáticos de que se desgasten más rápido y que le ocurran daños en el interior del neumático. La presión de tus llantas puede, con el paso del tiempo, disminuir por perforaciones diminutas, por el escape natural de la llanta o por bajas temperaturas en el ambiente.

Es necesario comprobar la presión de todas tus llantas, con todas nos referimos también a la llanta de refacción, todos los meses y antes de realizar un viaje en carretera, esto de preferencia cuando en neumático está frío (¿qué quiere decir esto? que el coche no haya recorrido ni los 4 km a baja velocidad).

¿Por qué es importante revisar la presión una vez al mes?

1. Tener una presión baja en tus neumáticos puede dañarlos.

2. El tener una presión en exceso (al menos el 20%) reduce notablemente la vida de la llanta.

3. Al tener la presión correcta aumentará la vida de la llanta y te permite en cierta forma ahorrar combustible.

Ojo, la presión adecuada para cada coche no aparece en la llanta, la presión que viene indicada ahí es solamente la presión máxima de inflado de tu llanta. 

¿Dónde puedo encontrar la presión adecuada para mi coche?

1. Esto lo puedes ver, primeramente, en el manual de usuario de tu coche.

2. También aparece en el lateral de la puerta, esto junto al asiento del conductor.

3. Lo podemos apreciar también en el interior de la tapa del depósito de la gasolina.

Con estos consejos te ayudamos a que siempre estés al pendiente de las cosas importantes en tu coche, esto para el beneficio y la seguridad tuya y de todos los que te rodean.